Il tuo account
Ámame Acéptame Considérame
Ámame Acéptame Considérame

Ámame Acéptame Considérame

Cómo sanar tu alma herida, que grita... y permitir que el niño que está dentro de ti crezca

  0.00
Più di 5 copie con disponibilità immediata
Nostro prezzo  €10,00

Sentirse amado es tan importante cómo el aire que respiramos. Con la misma intensidad y urgencia con la que buscamos el oxígeno cuándo nos falta, invocamos amor de quién nos rodea. La ansiedad por obtenerlo, la inseguridad de recibirlo, la ira y la agresividad como respuesta al no conseguirlo caracterizan a menudo nuestar vida.

Entramos en una jaula que se cierra cada vez más y tenemos necesidad de escuchar con frecuencia que Jesús nos ama tanto que ha aceptado aquella muerte horrible en la cruz del Calvario con tal de tenernos a su lado en el reyno del Padre.

Pero la herida del rechazo presente en nuestro corazón crea la duda: ¿Estamos haciendo lo suficiente para meritarnos el amor de Jesús? ¿Será que también Él está desilusionando nosotros?

Ámame Acéptame Considérame quiere tomarte por la mano y llevarte a:
descubrir las posibles heridas producidas por la falta de amor, de aceptación y de consideración en el período de tu infancia, que condicionan aún hoy tu vida;
comprender la necesidad de salir del egocentrismo causado de la continua búsqueda de sentirse amado y valorizado, sea de Dios sea de los hombres;
decidir ser lleno del amor de Jesús para crecer y transformarte en instrumento de bendición, sintiéndote satisfecho en tu necesidad de aprecio y entendiendo en profundidad las palabras del Señor cuando dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.
Produttore:
Evangelista Media
Titolo originale:
Amami Accettami Considerami
Codice prodotto: CLC0000013851
Rilegatura: Brossura
Lingua: Spagnolo
Scrivi una recensione per questo prodotto

Commenti

Devi eseguire il login per aggiungere una recensione.

Lamberto Fontana

Il pastore Lamberto Fontana viene trasportato nel regno della luce da Gesù nel 1979 a Malaga, all'età di 33 anni. Veniva da un lungo periodo di vuoto esistenziale e da un anno era tormentato dall'angoscia di morire d'infarto.

Scopre la salvezza e la guarigione e offre la sua vita ormai inutile a Dio. Tre anni dopo rientra in Italia dove approfondisce la chiamata del Signore a diventare strumento di guarigione e liberazione per i figli di Dio condizionati dalle ferite e dai ricordi dell'infanzia e dell'adolescenza. Nel 1990 gli viene riconosciuto ufficialmente il ministero pastorale. È sposato con Grazia e insieme vivono nei pressi di Bergamo.